Ultra High Flamenco presentó su más reciente material discográfico titulado Bipolar. Como lo afirma Pablo Martín-Caminero, estrella del contrabajo: “Bipolar tiene que ver más con lo psiquiátrico que con la fusión de jazz y flamenco que hacemos”. El público por supuesto rió con esta aseveración y con las continuas referencias al litio como responsable de que Pablo se equivocara al hablar o al introducir un tema musical.

A las 20:00 horas del domingo 20 de octubre en el Teatro Manuel Doblado de la ciudad de León, Guanajuato salió al escenario un cuarteto de músicos dispuestos a arroparnos en la melancolía, la sensualidad, el romance y los suspiros que provocaban sus percusiones, la vibración de sus cuerdas en guitarra, violín, contrabajo y cajón flamenco.

El flamenco tiene un origen muy discutido, de pronto se dice que la palabra viene del árabe Felagmengu que significa campesino errante, de ahí su vinculación al pueblo gitano. Otras fuentes afirman que proviene del neerlandés flaming, natural de Flandes, Bélgica, quienes tras una guerra contra los Habsburgo, se proclamaron independientes, de ahí que en España tenga el sentido de rebelde. Una más asegura que su origen es el de flama, fuego.

Sin duda, este género musical se ha asociado más recientemente con la fuerza, la pasión, con la rebeldía de sentimientos explosivos y al fusionarlo con el jazz como hace Ultra High Flamenco se obtiene una mezcla de produce enamoramiento.

Bajo luces que cambiaban de rojo a blanco, la velada transcurrió entre breves explicaciones de la creación de cada pieza y recordatorios de que el flamenco es música del sur de España. El momento climático del concierto estuvo a cargo de Paquito González quien con un solo de percusión con su cajón flamenco detuvo la respiración de los asistentes. ¿Quién podría imaginar que las pequeñas variaciones de velocidad y fuerza de los dedos, de las palmas, de los puños y muñecas podrían producir una gama auditiva tan extensa?

El público se quedó con ganas de más, pero Ultra High Flamenco no regresó al escenario, cerraron con la tanguirera y agradecieron haber tenido recibimiento magnífico en su concierto por la mañana y cerrar con otro público igual de entusiasta por la noche. Al finalizar ofrecieron autógrafos y se tomaron fotografías con sus nuevos fans. Todos les desearon buena suerte en su viaje a Culiacán, ciudad en donde continuarían su primer tour por México como grupo.

uhf uhf1 IMG_0950

 

Fotografías: Julia Cuéllar