Por Julia Cuéllar  @juliacuellar82
yunnan

A pesar del juego de futbol del equipo local, la Motofiesta y la presentación de música de Cámara de la Academia Cervantina, el ballet folklórico de Honghe de Yunnan cautivó a su público y lo mantuvo aplaudiendo al ritmo de una melodía tradicional o agitando las manos para acompañar a los bailarines. La plaza principal de la ciudad de León, Guanajuato estuvo a reventar la tarde del sábado 18 de octubre en una de las actividades gratuitas del 42 Festival Internacional Cervantino.

El encanto de Yunnan mostró con bailes y cánticos tradicionales, lo que en la lejana China sus habitantes veneran y disfrutan: una alabanza a la tierra, el agua, el encuentro entre hombres y mujeres, la naturaleza. A través de sus danzas y las breves explicaciones que daban entre un número y otro, el público pudo reconocer las similitudes culturales y disfrutar de las diferencias, que en todo ballet folklórico se exaltan como exóticas, diversas, mágicas.

yunn2

Los bailarines regalaron sonrisas en cada momento, su danza fue representada con energía, pasión, contagiaban sus entusiasmo a los asistentes, quienes los vitoreaban. Sus coreografías perfectas daban cuenta del orden y disciplina que requiere un arte como la danza. Un vestuario multicolor, con mangas prolongando la extensión de los brazos, perlas, coronas, trenzas que volaban en cada salto, instrumentos tradicionales que se volvían objetos decorativos en el baile, llevaron a la audiencia a una China cargada de misticismo y cultura, una China que poco a poco nos es menos desconocida, gracias a los intercambios culturales más frecuentes entre nuestros países.

Una hora y media de bailes y canciones tradicionales interpretadas por solistas mantuvieron a los leoneses lejos del marcador 2 a 0 de su equipo.

yunnan1