Escribirá alguien alguna vez mi nombre sobre la arena. Ha de desaparecer pero alguien ha de escribirlo primero. Mi dedo sólo traza el infinito y no sabe escribir el nombre de quién escribirá el mío. Algún otro traza el infinito y en ese trazo suceden todas las vidas y ninguna. Nombrar para existir, qué crueldad. Sé que existo aunque no me nombren, mi dedo es uno con el infinito. Diagonal y curva, diagonal y curva, mi dedo abriendo la arena. ¿Qué es el tiempo? La espera de mi nombre o trazar el infinito #Delirio