Cómo frenar mi “Te amo”. Sólo porque sé que te destruye, te aleja, te enmudece frente a mí. Cómo interpretar tu “No te vayas, por favor, no te vayas”. Sólo esperando. Cómo dialogan nuestros ojos, ignorando la progresiva caída de los párpados y la contundente profundidad de las patas de gallo. Cómo tejen palabras nuestras bocas, dejándose enmarcar por las risas y las muecas de lo que contenemos ¿Por qué? Porque yo freno los te amo y tú olvidas los no te vayas; yo espero, no vuelves. ‪#‎Delirio‬