Cuando el agua se cierne sobre nosotros como harina que se prepara, la cocina es puente entre la vida y la muerte. Lo que se cuece de lo inerte surgirá. Es tiempo de espera y el oído se entretiene escuchando llover. Es tiempo de imaginar y los ojos se divierten viéndote respirar. Sentada entre la cocina y la cama, contemplo lo que fuimos anoche y lo que ahora el agua decide, acogernos entre tu sueño y mi arrepentimiento. Debí haberme marchado antes de sincronizar los latidos o debo marcharme ahora que el agua cae como rapsodia. Tu mirada me descubre entre el deseo y la voluntad. Es tiempo de espera, de imaginación, algo se avecina y no es la muerte. El agua se cierne sobre nosotros como harina que se prepara. El agua nos aglutina pero el cedazo ya nos ha separado. Es tiempo de espera, de imaginación hasta que la rapsodia cese y la vida surja de lo inerte. Es el milagro de lo imposible, alguna vez lo fuimos. #Delirio