¿Cuál es tu clóset? Es la conversación pendiente con nosotros mismos en distintas inflexiones de nuestra vida. Es también el nombre de una puesta en escena de 15 minutos, en 15 metros cuadrados, para 15 personas. Se presenta de jueves a domingo, hasta el 22 de septiembre, en Microteatro León (Independencia 115) dentro de la Temporada #PorAniversario.

En algunas etapas de nuestra vida, una o varias partes de nosotros permanecen amarradas con las ligas de los No que recibimos apenas nacer. ¿Cuándo te vas a desatar? Sustituimos las galletas al interior de la caja de metal con decorados navideños, por deseos y posibilidades constreñidos. Cambiamos el dar por el miedo a rompernos o fallar en el deber ser. Nos enseñan a ser la caja, el exterior firme, estable, feliz que imaginamos es perfecto para almacenarnos unos junto a otros sin causar conflictos. Pero no somos cajas, somos galletas, nos desmoronamos, combinamos, esparcimos migajas y mezclamos sabores. Tal vez aprender a compartirnos sería la meta y no evitar los conflictos a través de la estandarización, porque las cajas también chocan. 

Hablando se entiende la gente, decía mi abuela y esta obra de teatro busca concienciar sobre la aceptación y demostración de las preferencias sexuales usando de pretexto la conversación entre un tío y un sobrino. Aprendamos y agradezcamos lo transitado por otras generaciones. Esa sería una línea del arcoiris, en otra, la obra pregunta al público ¿Cuál es tu clóset? ¿Te vas a quedar ahí hasta que sea tu ataúd? ¿Serás otro muerto en vida? ¿Otra carta amarrada con ligas al fondo de una caja de metal por miedo a lo que vaya a decir la gente? En otro tono nos invita a salir al mundo y proclamar: Este soy yo.

La conversación pendiente solicita sutilmente que dejemos de pensar en estereotipos. Que aceptamos lo frágil y efímero, el proceso y el placer de estar y ser. La meta no es almacenarnos, sino acompañarnos mientras nos llega nuestra fecha de caducidad, como a las galletas. 

Son contundentes: «Hay cosas que pueden esperar, la libertad no es una de ellas».