Buscar

Julia Cuéllar

Letras desde lo cotidiano

Categoría

Cuentos

Hombre de letras

Por Julia Cuellar

Tengo que narrar una historia, mi editor me dijo que mi fecha límite para entregar algo creativo era ayer. Me lo ha dicho siempre, otras veces funcionó y dos horas después tenía un texto que multiplicaba las ventas de la revista. Pero hoy, simplemente no puedo. En realidad debería decir ayer, para ser exactos, son las 2 de la mañana y mi límite expira a las 9.

Esta vez sí me corre, no será la primera vez que consiga una narración de última hora de alguno de sus viejos amigos antes de cerrar edición. Mi mala racha empezó desde hace tres revistas, es decir, tres meses. Miento, siempre me ha ido mal, hace tres meses simplemente agudizó mi mal tiempo. Mis problemas empezaron desde que sólo concibo el mundo a través de las letras, desde que nací.  ¿Cómo puede un recién nacido ver el mundo a través de las letras? Puedo explicarlo, soy el vivo ejemplo. Desde pequeño las únicas formas que me atraían eran esas arañas que invadían con su movimiento lateral el oleaje de papel que sostenía mi padre en sus manos. Me gustaba imitarlo. Recuerdo que pasaba horas observando como se movían de una página a otra. Nunca parecían detenerse, era un ejército al que había que seguirle en su avanzada. Así que no dudo que al nacer interpreté el cordón umbilical como una gran I y  a mi madre como una V con la palabra OJO escrita en el rostro.

Seguir leyendo “Hombre de letras”

Semana 4. #MuJeres

MuJeres. Semana 2

MuJeres. Mujer eres, mujeres somos.

El 8 de marzo conmemora a las mujeres que han muerto en una fábrica, en una huelga, cumpliendo con deberes impuestos, mujeres que han ido abriendo caminos, mentes, que han decidido asumirse mujer en relación con los hombres y con otras mujeres. Es evidente que el horizonte es la equidad, pero los pasos corresponden a mujeres y hombres por igual. Las estadísticas de mujeres desechadas (muertas, violadas, abandonadas, mutiladas, vendidas) las manejan muchas asociaciones, pero la tarea de cambiar actos que tratan a las mujeres como inferiores, desechables, objetos y cualquier otro concepto no equitativo es un compromiso individual y social. Los números aumentarán o disminuirán, pero el maltrato o desprecio de una o un millón debería dolernos y movernos igual.

Hace poco descubrí que yo era estadística, que mi creencia de que me había tocado un mundo más parejo para las mujeres, era sólo eso, una creencia. Por mis condiciones sociales y educativas creía que había situaciones que no me tocaría vivir y sin embargo, era estadística. A veces abrir los ojos a una mujer es un comienzo para asumirse parte de una sociedad que debe seguir trabajando por todos. Una mujer empoderada es también un mundo mejor para todos. Que algunas tengan aparentemente mejores condiciones y oportunidades no las desvincula de quienes no, porque eso las volvería parte de la injusticia.

Discursos también leerán muchos y estarán más a favor o en contra. Pero cada día, mujeres en distintas latitudes redefinen el ser mujer, cuestionan lo que les han enseñado o se espera de ellas, buscan un sentido personal, colaboran con otros para que la palabra Mujer no tenga tanto que ver con el sexo o el género, sino con una posibilidad particular de mirar y crear individual y socialmente.

Hoy, una mujer que fue mi maestra, y a quien admiro mucho, Mónica Mendiola y yo queremos compartirles un viaje muy femenino, una aventura de 52 semanas. Una experiencia sensorial. Elegimos el día de la mujer porque ambas lo somos y porque estamos reconstruyendo el concepto Mujer. Bienvenidos a #MuJeres

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: